Crisis Hipotecaria: Respaldan Designación de Scheneiderman al Frente de Unidad Especial

David Martinez, AOL Latino

El anuncio que el fiscal general del estado Eric Schneiderman presidirá la Unidad Especial para investigar las prácticas financieras irregulares que produjeron la crisis nacional de las hipotecas fue recibida en Nueva York con beneplácito y ánimos esperanzadores. 

El nombramiento Schneiderman lo hará el Departamento de Justicia este viernes, confirmó a AOL Latino una fuente cercana que pidió no ser identificada.

Consultados por AOL Latino, líderes de organizaciones y funcionarios que han estado siguiendo de cerca los casos de cientos de familias que perdieron sus viviendas o enfrentan el proceso de ejecución de las hipotecas, coincidieron que Schneiderman es el mejor indicado para conducir el equipo investigador, cuya creación fue anunciada por el presidente Obama el martes en el marco de su mensaje sobre el Estado de la Nación.

Daniel Altschuler, coordinador de la Mesa Cívica de Long Island, destacó que la creación de la Unidad Especial es una buena señal que el gobierno federal está tomando en serio la crisis.

"Esperamos que Eric Schneiderman-quien ha sido un líder importante en este área-pueda asegurar que los que han cometido abusos asuman su responsabilidad", dijo Altschuler.

La Mesa Cívica es una coalición de organizaciones comunitarias como: Se Hace Camino Nueva York, Comunidades para el Cambio de Nueva York, el Centro de Refugiados Centroamericanos y la Alianza de Inmigrantes de Long Island, que han estado movilizando durante los últimos años a las familias que enfrentan problemas las hipotecas de sus viviendas.

Altschuler hizo notar que en Long Island las comunidades latinas y afroamericanas sobre todo han sido las más afectadas por la crisis de las ejecuciones hipotecarias.

"Esta nueva unidad hará rendir cuentas a los que violaron la ley, dará rápida asistencia a los propietarios de viviendas y ayudará a pasar la página de una era de irresponsabilidad que perjudicó a muchos estadounidenses", dijo Obama el martes al anunciar la creación del equipo investigador.

Desde que inició su gestión el fiscal general de Nueva York Eric Schneiderman, ha estado tras las corporaciones financieras implicadas en la concesión de préstamos hipotecarios bajo fórmulas financieras irregulares y ha sido el más fuerte opositor a que los bancos logren acuerdos que les libre de la justicia.

Schneiderman y la fiscal general de California Kamala Harris lideraron la creación de un panel entre otros 50 fiscales de todo el país para demandar una agresiva investigación de las acciones de los cinco bancos principales y las empresas financieras que condujeron a la crisis de la vivienda.

"El Procurador General Schneiderman tiene una larga historia de lucha contra la corrupción corporativa y nos satisface que le den la oportunidad de continuar defendiendo los intereses de los propietarios de viviendas", dijo Alberto Rojas de la organización Comunidades para el Cambio de Nueva York (NYCC).

Rojas agregó que esta lucha está lejos de terminar, pero la Unidad Especial anunciada por el presidente Obama, es un paso en la dirección correcta.

"La crisis hipotecaria ha afectado más a las comunidades afroamericana y a los latinos. Lo importante ahora es que esperamos continuar la lucha contra los grandes bancos con el Procurador General Scheiderman de nuestro lado", aseguró Rojas.

Otro de los que se sumó a felicitar la iniciativa del presidente Obama fue el senador estatal demócrata José Peralta.
Según Peralta, "la crisis hipotecaria ha causado estragos en todo el país. Tanto la propuesta del presidente, como el nombramiento del Fiscal Schneiderman, son anuncios muy alentadores para los neoyorquinos.

"Confío en que la Unidad Especial hará justicia a las víctimas de la inescrupulosa conducta que provocó la crisis", dijo Peralta, en cuyo distrito (el 13) de Queens, mayoritariamente hispano, muchas familias perdieron sus casas.

"Es muy importante que el presidente Obama designe al fiscal general de Nueva York pues él ha sido un líder en esta catástrofe de los préstamos hipotecarios", dijo a su turno el activista comunitario Eduardo Giraldo de Jackson Heights, Queens.

"Schneiderman ha tomado la batuta y no ha parado en darles duro a los bancos y todos los que se han estado involucrados. Queens se ha visto muy afectada por todo esto en especial la parte sur del condado y donde habitan especialmente hispanos y afroamericanos", enfatizó Giraldo, vinculado también con la Cámara de Comercio Hispana de Queens.

El concejal del Alto Manhattan Ydanis Rodríguez dijo que lo más difícil es que la crisis financiera está afectando a las familias de clase media y trabajadora.

"Esta es parte de la razón por la cual el movimiento "Occupy Wall Street" ha ganado tantos partidarios", explicó el concejal Ydanis Rodríguez.

De acuerdo con Rodríguez, "el Procurador General Scheiderman ha sido una de las más fuertes voces para exigir que se investigue a las corporaciones que ayudaron a que miles de familias de Nueva York pierdan sus hogares y, su trabajo con el presidente está sentando las bases para evitar una crisis similar en el futuro".

Un estudio de la organización Comunidades para el Cambio de Nueva York reveló que mientras los afroamericanos e hispanos constituyen el 32% de los propietarios de viviendas en Nueva York, son el 56% de los que entre diciembre de 2009 y diciembre de 2010 recibieron notificación de pre ejecución hipotecaria.

En estados con importante presencia de inmigrantes como Arizona, Nevada, California, Florida, Nueva Jersey y Nueva York la crisis hipotecaria golpeó con más fuerza y las minorías afroamericana e hispana tienen más probabilidades de enfrentar un embargo, según el Centro de Investigaciones Pew.

De hecho, estas minorías tienen un 175% de más probabilidades que la población general de los propietarios de viviendas de enfrentar un embargo, se desprende del mismo análisis.

A nivel nacional las ejecuciones hipotecarias han afectado desproporcionadamente a las minorías, según el Centro de Investigaciones Pew casi el 8 por ciento entre hispanos y afroamericanos han perdido sus viviendas por los embargos en contraste con el 4.5 por ciento entre los blancos.

Read the original article here.


Showing 1 reaction

Please check your e-mail for a link to activate your account.